rss-icon.png

Hoy se cumplen cuatro años de promulgación de la Ley 61-13 sobre Servicio Voluntario en el país.

“La Ley 61-13 es un logro de las organizaciones de la sociedad civil y un paso de avance en los esfuerzos que hemos estado realizando desde el año 2001 para promover la cultura del voluntariado”,  afirma Addys Then Marte, directora ejecutiva de Alianza ONG.

Desde el año 2013, la República Dominicana cuenta con un marco legal que regula el servicio voluntario en el territorio nacional, gracias a los esfuerzos realizados por la Red Sirve Quisqueya, con el apoyo de Alianza ONG, Plan Internacional y el Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas en el marco del Proyecto “Promoción de la Participación en Juventud y Voluntariado”.

Dichas organizaciones dirigieron el proceso de construcción del anteproyecto de ley que posteriormente fue consensuado por un número significativo de personas y organizaciones del tercer sector  con el objetivo de reconocer el valor del servicio voluntario como instrumento de participación cívica.

Promulgación

Como resultado de esta labor, finalmente el 25 de abril de 2013, el presidente constitucional de la República Dominicana, licenciado Danilo Medina, promulgó la Ley No. 61-13.

Beneficios

Entre los beneficios de la Ley se destaca que otorga derechos a las personas voluntarias. En el Artículo 9, se cita que todo voluntario tiene derecho a “recibir de las entidades que desarrollan la acción voluntaria, la información, formación, apoyo y en su caso, los medios materiales necesarios para el ejercicio de las funciones que se les asignen”.

Así mismo indica que deben “recibir reembolso de los gastos realizados en el desempeño de sus actividades, debiendo responder a lo planificado y autorizado previamente por la organización; disponer de una identificación de la organización que corresponda, acreditando su condición de persona voluntaria; certificación por parte de la organización que corresponda, sobre las actividades realizadas y de la capacitación adquirida, a solicitud de la persona voluntaria”.

Deberes

En tanto, las personas voluntarias deben cumplir los compromisos adquiridos con las entidades en las que colaboren, respetando los fines y normativas de las mismas; rechazar cualquier contraprestación material que pudiera serles ofrecida por parte de los beneficiarios y beneficiarias o de cualquier otra persona relacionada con ellos, como remuneración de sus actividades voluntarias; participar en las actividades formativas previstas por la organización para las tareas y funciones que deberá realizar la persona voluntaria, entre otros deberes.

Reconocimiento y creación de un Día Nacional de Voluntariado

En la Ley además, queda establecido que cada 5 de diciembre se celebre el Día Nacional del Voluntariado. También que desde el Gobierno se reconozca y valore la labor voluntaria, es por esto que desde el año 2013, a través de la Vicepresidencia de la República, se otorga el “Premio Voluntariado Solidario”, un homenaje público a personas que trabajan a favor de otras en sus comunidades. A la fecha más de 50 personas e instituciones han sido reconocidas.

Reto

Un reto importante es lograr la elaboración del Reglamento de Aplicación de la Ley 61-13, el cual es responsabilidad del Centro Nacional de Fomento y Promoción de las Asociaciones Sin Fines de Lucro (CASFL).

Dicho Reglamento debió estar listo a un plazo máximo de dos años posterior a la promulgación, y que hasta el momento no existe.

Fuente: http://www.alianzaong.org.do/2017/04/hoy-se-cumplen-cuatro-anos-de-promulgacion-de-la-ley-61-13-sobre-servicio-voluntario-en-el-pais/

Archivos adjuntos:

Ley 61-13 sobre Servicio Voluntariado en RD.doc (441kb)